Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (3ª. Entrega)

Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (3ª. Entrega) Continúa la información acerca de neuromitos en la educación esta vez su influencia en el aula y en los padres de familia

Mito 15: Entre más nos expresemos con el rostro serio, sin sonrisas, ni risas, más nos toman en serio y más nos respetan; es la…

Ver más Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (3ª. Entrega) Continúa la información acerca de neuromitos en la educación esta vez su influencia en el aula y en los padres de familia
Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (2ª. Entrega)

Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (2ª. Entrega)

Continúa la información acerca de neuromitos en la educación esta vez su influencia en el aula y en los padres de familia También te puede…

Ver más Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (2ª. Entrega)
Neuromitos en la educación: Creencias sin soporte científico en padres de familia y docentes

Neuromitos en la educación: Creencias sin soporte científico en padres de familia y docentes

La neurociencia no se salva de la difusión de mitos. Hoy, hay un gran número de neuromitos, muchos de los cuales padres de familia y…

Ver más Neuromitos en la educación: Creencias sin soporte científico en padres de familia y docentes
Banalizar la felicidad: A veces, la educación ignora el valor del esfuerzo, convierte a nuestros niños en esclavos de los elogios y los castiga con recompensas

Banalizar la felicidad: A veces, la educación ignora el valor del esfuerzo, convierte a nuestros niños en esclavos de los elogios y los castiga con recompensas Por: Yecid Puentes Osma (Ed. S.)

Es bastante reconocido hoy en día el efecto que tienen nuestras creencias más profundas sobre nuestro comportamiento cotidiano. Lo que creemos guía lo que hacemos.…

Ver más Banalizar la felicidad: A veces, la educación ignora el valor del esfuerzo, convierte a nuestros niños en esclavos de los elogios y los castiga con recompensas Por: Yecid Puentes Osma (Ed. S.)