Revista Edu.co - El peligro de las Redes Sociales

El Peligro de las Redes Sociales

Comparte este artículo

Más allá del círculo familiar, está el de los amigos del colegio y los vecinos, con los cuales se reúnen los jóvenes regularmente, comparten sus gustos y sus intereses cotidianos, de manera coloquial. Pero con la consolidación de las redes sociales virtuales como un medio de interacción, colaboración y entretenimiento, el círculo de los amigos y conocidos de cualquier persona se puede extender ilimitadamente.

Esta, que es la principal ventaja de las redes sociales (Facebook, SnapChat, Instagram, Ask.fm,Tinder, Hot or Not, Kiwi.qao MySpace, entre otras) también es un reto que compromete no sólo la seguridad, sino incluso la integridad de sus usuarios. Los jóvenes, particularmente, tienen un grado de vulnerabilidad aún mayor. Por esta razón es importante que los padres sepan qué son, cómo funcionan y para qué sirven estos mecanismos de comunicación e interacción.

De hecho, es importante entender que no son un juego, sino un espacio completamente nuevo.
De acuerdo con Jován González – Corporate Security Architect, director de ETEK, empresa especializada en seguridad de la información: “Los padres deben conocer a fondo qué son y cómo funcionan las redes sociales. De esta forma podrán comunicarse de manera efectiva con sus hijos para transmitir el mensaje correctamente, sin lugar a interpretaciones erróneas ni a los lugares comunes del desconocimiento que solo causarían malestar en los jóvenes y una mayor distancia entre padres e hijos”. González asegura que lo más importante a tener en cuenta es que las redes sociales hacen parte de una tendencia mundial que no se puede detener. “Lo que debemos hacer es entender la tendencia y aprender a usarla de manera tal que se convierta en un sano pasatiempo, una forma de contactar amigos del pasado, una herramienta de trabajo, pero que nunca se convierta en una amenaza para la seguridad de nuestra información y nuestra integridad física”. Así, el primer paso es integrarse y tomarse en serio el asunto de las redes sociales. Incluso, no resulta descabellado pensar en ingresar los padres y los hijos, de simultáneamente a la red, de esta manera el aprendizaje y el conocimiento se dan de forma conjunta y más segura.

Esto no implica hacer un control absoluto sobre el uso de la red. Lo ideal, de acuerdo con Vásquez, es que “constantemente esté recordando los peligros existentes y cómo evitarlos para no interferir en la intimidad y el espacio personal de los menores. Las prohibiciones o el monitoreo permanente estaría invadiendo a los jóvenes y generando el efecto contrario al deseado, impulsando a los menores a los peligros de la red desde fuera de casa”.

Las recomendaciones y la experiencia mutua ayudarán al joven a tener autonomía y confianza en el uso de la red. También le permitirá al joven preguntar y pedir consejos respecto a alguna actividad dudosa. “Por eso es importante educar y crear conciencia en los jóvenes acerca de los peligros y amenazas existentes en las redes sociales para que así puedan seguir un patrón de comportamiento basado en las mejores prácticas de seguridad. De esta forma los padres podrán estar tranquilos sobre el comportamiento de sus hijos fuera de casa”, afirma González.

Así como a un joven se le recomienda evitar algunas actividades, algunos contactos o algunos lugares, también es bueno hacer lo mismo en las redes sociales. “Medir el riesgo que representa para su integridad física y la de sus familiares y amigos el publicar información que permita deducir o inferir su estrato socio económico, sus hábitos, sus sitios de interés e incluso su ubicación física; que es, en esencia, lo que un delincuente necesita para elaborar el perfil de su víctima y la estrategia para lograr su cometido”, aconseja el experto en seguridad de ETEK.

Evidentemente, el principal peligro es la ingeniería social. Este es un tipo de ataque que consiste en que los delincuentes se ganan la confianza de sus víctimas para conseguir información íntima, personal y secretos que luego usarán para su actividad criminal. Se pueden citar muchos casos de ingeniería social en redes sociales, pero el más sonado en Colombia fue el de la joven Ana María Chávez, asesinada en septiembre del año 2009 por dos personas que la contactaron por Facebook. Al respecto, el coronel Eduardo Cárdenas, de la Sijin, comentó a los medios lo siguiente: “Hacemos un llamado a la comunidad para que no acepten invitaciones de personas desconocidas al Facebook, y así mismo denunciar a la Policía cualquier irregularidad en este sentido”.

Pero aparte del engaño, también existen otros riesgos, “los otros ataques que se presentan a menudo en redes sociales son malware (virus, troyanos, etc.), encubierto en infinidad de aplicaciones que aparecen a diario en el mundo de la web 2.0”. Por esto, es mejor no confiar en todo lo que aparece en la red. Este consejo evidentemente va para todas las personas que acceden a las redes sociales.

“No debemos creer en promociones excepcionales ni en personas que quieren nuestra amistad a toda costa. La principal arma de la ingeniería social es ganar la confianza de su víctima”, asegura Jován González, de ETEK y agrega que “en las redes sociales debemos ser cautos con la información que publicamos y con las personas con que compartimos. Nuestros perfiles deben tener condiciones de privacidad alta para que la información compartida solo puedan verla personas conocidas y de confianza.

Gestionando la seguridad en Facebook
Cómo Facebook se ha convertido en la red social de mayor profusión en todo el mundo, es importante conocer cómo funcionan sus mecanismos de seguridad. En primer lugar, conozca las opciones que se pueden proteger:

-Profile:
Controla quién puede ver su perfil

-Search:
Permite decidir quién puede encontrarle

-News feed and mini-feed:
Controla qué información se publica sobre sus actividades.

-Poke, message and friend request:
Controla qué información comparte con la gente con la que se pone en contacto.

-Applications:
Controla a qué información pueden acceder y compartir las aplicaciones de Facebook.

Ahora conozca algunas medidas que harán más seguro el uso de la red:
Ajuste las opciones de seguridad de Facebbok para proteger mejor su identidad: A diferencia de otros sitios web de relaciones sociales, Facebook cuenta con algunas opciones eficaces para la protección en Internet, ¡pero hay que utilizarlas!

-Piense bien a quién le permite ser su amigo:
Al permitir a alguien ser su amigo, estará concediéndole acceso a toda la información (incluidas las fotografías) que tenga marcada como visible para sus amigos. Si cambia de idea sobre algún amigo, puede eliminarlo.

-Muestre versiones resumidas de su perfil
Si lo desea, puede tener “limited friends”, amigos a los que sólo permita ver una versión resumida de superfil. Esto puede ser útil si tiene conocidos a los que no quiere clasificar totalmente como amigos o con los que no se siente cómodo compartiendo determinada información.

-Desactive las opciones y active las que le convengan:
Piense cómo quiere utilizar Facebook. Si sólo quiere ponerse en contacto con gente, es aconsejable desactivar el resto de opciones adicionales.
Desactive las opciones hasta que decida que quiere utilizarlas o las necesita, en lugar de empezar con acceso a todas.

Se debe aprender a usar las redes sociales para contactar amigos del pasado, como diversión, como herramienta de trabajo, pero que nunca se conviertan en una amenaza para la seguridad de nuestra información y nuestra integridad física.

Fuente:
Rodríguez Santos, John Harold. El Peligro de las Redes Sociales. En: Revista Edu.co. No.1 (Mayo, 2010); p.36. ISSN 2145 7328