Seres de Excelencia

Programación Neurolingüística: Despertando al gigante Si usted quiere que sus hijos sean exitosos y excelentes en sus vidas, siga leyendo pues en la Programación Neurolingüística (PNL) puede encontrar una herramienta que le dará maravillosos resultados.

Comparte este artículo

 

Como sorprendente califica la programadora neurolingüística Mary Cardona, los cambios de los niños que han tomado talleres de PNL. Y no lo dice porque ella sea una de las pocas especialistas en Colombia avaladas por Richard Bandler, cocreador de la programación neurolingüística. Lo dice por experiencia propia; sus hijos y sobrinos han tenido cambios muy positivos desde que fueron tocados por la PNL, que para ella es una experiencia de vida. Lo más impactante ha sido la respuesta de uno de los niños que no se destacaba propiamente por ser el más manejable, ese tipo de pequeños a los que los adultos normalmente calificamos de tercos y respondones, y que ahora es obediente y fácil de llevar.

Dictar talleres de PNL para niños le apasiona por la facilidad que ellos tienen para captar las cosas, y porque está convencida de que si los niños cambian sus pensamientos, automáticamente cambia el futuro del país. “Lo que hago es mostrarles el camino para que descubran el potencial de su cerebro, animarles a que piensen positivamente y a que se programen para tener éxito en lo que se propongan. Decía Federico Faust: ‘Dentro de cada uno hay un gigante dormido; ocurren milagros cuando el gigante despierta’. Lo que busco es despertar ese gigante interno que los niños tienen dentro”.

Es clave enseñarles desde pequeños porque es en esa etapa que los comentarios de los adultos (padres y profesores) que los comparan con sus hermanos y con otros niños dejan más huella. Sin proponérnoslo a veces les decimos cosas que ellos usan para programar su cerebro: “Eres insoportable, tú no puedes porque eres chiquito, no eres capaz”. “Es más fácil entrenar a un niño pues su cerebro está nuevo y listo para llenar de información; además los niños creen todo lo que les diga un adulto de autoridad: hay que aprovechar eso para ayudarles a que programen su mente y usen su cerebro para comunicarse con efectividad con ellos mismos y con los que los rodean”.

Para Mary es importante que los padres y profesores tengan claro que no se trata de hacer que cada niño se crea “el mejor” pues mejor sólo hay uno, y hay que ver qué significaría eso para el resto. “La idea es que se convenza de que es el mejor, pero comparado con él mismo: que no se compare con nadie sino que cree un modelo de pensamiento que le permita ser cada día mejor persona”. Un país triunfador, dice, se logra a través de niños triunfadores pero “es fundamental que el niño encuentre su propio sentido del éxito, y es exitoso cuando está pleno en todas las áreas de su vida y feliz con lo que tiene”.

“Yo sí puedo y soy excelente” se llama el taller que actualmente Mary está dictando y el cual fue diseñado pensando específicamente en los niños: “En los niños del común, en los que tienen problemas de aprendizaje, de comportamiento, en los tímidos, los que tienen problemas de comunicación, los que deben mejorar su rendimiento escolar, etc. En los niños que se acostumbraron a decir ‘no puedo’, en los que dicen que ‘las cosas son difíciles’ (y no poco fáciles) en aquellos que dicen ‘voy a tratar’ (uno no trata; o lo hace o no lo hace). Hay que ensenarles a tener seguridad y a que comprendan el valor de sí mismos; que aprendan a amarse por lo que son y no por lo que tienen; el secreto de la vida es aprender a ser, para luego hacer y después sí tener”.

Son varias las empresas y colegios que la han contratado para que dicte cursos para los hijos de sus empleados y alumnos, y aunque por lo general son exclusivamente para niños, los más productivos son aquellos en que participan los adultos, pues todos terminan vibrando en la misma frecuencia. Mary está convencida de que vienen grandes cosas para el país, porque cada vez son más los adultos que buscan técnicas de PNL, y un adulto que sabe cómo usar su cerebro, es un padre que logra multiplicar esos conceptos en sus hijos, en sus alumnos y en sus sobrinos y es un adulto comprometido con un mejor país.

Educando a seres de excelencia
Mary Cardona es especialista en programación neurolingüística avalada como trainer internacional por Richard Bandler y la Sociedad de PNL de Estados Unidos. Trabaja desde hace 20 años con niños y es la fundadora y presidente de Seres de Excelencia, una organización de seres comprometidos en cambiar la conciencia de quienes lo necesitan. Su experiencia con niños no se limita a lo que hace en colegios; ha dictado talleres para empresas como Bancolombia, Comfenalco, AvVillas y Carvajal, no sólo para los empleados sino también para los hijos de los empleados. Actualmente aplica las técnicas de PNL en la formación de voceros empresariales; no sólo para los que deben enfrentarse a los medios de comunicación sino para todos los que deben compartir información clave con sus compañeros de trabajo.

“Hay que ver los cambios que se logran en un niño que no acepta órdenes y sugerencias luego de aplicar algunos conceptos de programación neurolingüística”.

Fuente:
Vega & Jaramillo Comunicaciones. Programación Neurolingüística: Despertando al gigante. En: Revista Edu.co. No. 2 (Junio, 2010); p.28. ISSN 2145 7328