neuromitos-su-influencia-en-el-aula-revista-edu-co

Neuromitos: Su influencia en el aula y en los padres de familia (6ª. Entrega)

Comparte este artículo

31 neuromitos identificados, con indicación de soporte científico, entregados por científicos neurólogos y psicólogos investigadores.

Mito 28: Hay periodos críticos en la infancia después de los que ciertas cosas ya no podrán aprenderse.

También es falso. Sí es cierto que el cerebro pasa por períodos críticos en las distintas etapas de la vida, pero no es cierto que durante o después de esos períodos críticos no se pueda aprender. Al respecto, la neurocientífica Blakemore afirma: “/…/ No hay por qué.

Il. 1: Gracias a la capacidad del cerebro humano, los adultos mayores pueden seguir aprendiendo toda la vida (42) . “El cerebro tiene una admirable capacidad para reorganizarse, y aunque en un momento determinado lo usemos todo, siempre podemos aprender más” (43), incluso en casos de lesiones cerebrales: “El caso pone de manifiesto la capacidad de recuperación del cerebro: una pequeñísima proporción de células intactas en una región cerebral, por lo demás dañada, puede bastar para ejecutar una tarea” (44). Inclusive, el cerebro envejecido también puede aprender: “No existe límite de edad para el aprendizaje” y más adelante: “Ciertos estudios sobre la plasticidad sugieren que el cerebro está bien armado para aprender durante toda la vida y adaptarse al medio” (45). Desde luego, para lograr aprendizajes, se requiere de ejercitar el cerebro, pues este se fortalece y aprende aquello en lo cual nos ejercitemos.

Mito 29: La capacidad mental es heredada y no puede ser cambiada por el entorno o la experiencia. Tal afirmación no es cierta.

Todo lo contrario, la capacidad mental heredada sí puede ser mejorada y cambiada por el entorno sociocultural educativo y la experiencia. Al respecto, David Bueno I Torrens, profesor, investigador y genetista de la Universidad de Oxford y de la Universidad de Barcelona, afirma: “Si todas nuestras habilidades mentales y capacidades intelectuales estuvieran determinadas de manera estricta y rígida por nuestros genes, por nuestra biología intrínseca, la educación no pintaría nada.” (46). Adicionalmente, la científica Sara Jaine-Blakemore, al respecto, afirma: “En el suelo adecuado, una planta sana crecerá. Igual que es posible cuidar las plantas mediante la jardinería, la enseñanza puede dar forma y moldear el cerebro” (47).

Mito 30: Los dos hemisferios del cerebro están implicados en diferentes “formas de pensar” y que en muchos individuos un hemisferio domina al otro.

No es cierto. De acuerdo con Sara-Jaine Blakemore: “Esta idea no se basa en conocimientos sobre cómo funciona el cerebro. Aunque es verdad, que el cerebro se compone de dos hemisferios y uno de ellos suele activarse inicialmente antes que el otro durante ciertas acciones, el habla y la percepción, en realidad ambos lados trabajan juntos en casi todos los procesos, tarea y situaciones” (48).

Mito 31: Los cerebros de los chicos se desarrollan por igual, pero su medio cultural es el que los hace diferenciar en sus comportamientos y gustos.

Esto no es cierto, en parte. Es cierto que el medio sociocultural influye en los comportamientos, de acuerdo con las costumbres de su entorno en que los chicos se desarrollan; sin embargo, su comportamiento depende también y fundamentalmente de su cerebro masculino para los chicos, o del cerebro femenino para las chicas, lo cual establece diferencias de comportamiento. Al respecto, la investigadora, médica psiquiatra, de la Universidad de California y autora de El cerebro femenino, y de El cerebro masculino, dice, en primer lugar: “No existe un cerebro unisex. Las chicas nacen dotadas de cerebros de chicas, y los chicos nacen dotados de circuitos de chicos” (49); y más adelante, “La mayor parte del desarrollo cerebral que determina los circuitos específicos de su sexo acontece durante las primeras semanas del embarazo.” (50).

Un cerebro femenino, marca diferencia con un cerebro masculino, por ejemplo, en cuanto a la expresión emocional, como en la percepción emocional en los demás, porque es más observadora de las emociones, que un chico, y también una chica es más expresiva de sus emociones, en comparación con un chico. Esta misma investigadora dice: Cualquiera que haya educado chicos o les haya visto desarrollarse, habrá podido ver que evolucionan de modo distinto, especialmente porque las niñas se comunican emocionalmente de /la/ manera que no practican los niños (51).

Referencias
(42) Tomado de:
https://www.google.com.co/search?q=ilustraciones+de+adultos+mayores+en+clases+acad%C3%A9micas+libres+derechos+de+autor

(43) Sarah-Jaine Blakemore y Uta Frith. Cómo aprende el cerebro: las claves
para la educación. Op.cit., pág. 25.

(44) Sarah-Jaine Blakemore y Uta Frith. Cómo aprende el cerebro: las claves
para la educación.Op. cit., pág. 34.

(45) Sarah-Jaine y Uta Frith. Cómo aprende el cerebro: las claves
para la educación. Op. cit. Pág. 34.

(46) David Bueno i Torrens. Neurociencia para educadores. Todo lo que los educadores siempre han querido saber sobre el cerebro de sus alumnos y nunca nadie se ha atrevido a explicárselo de manera comprensible y útil. Ediciones Octaedro, 2da. ed., 2018. (Título original:Neurociencia per a educadors, 1ed. 2017), pág.21.

(47) Sarah-Jaine Blakemore. La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente. Op. cit., pág. 211.

(48) Sarah-Jaine Blakemore. La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente La invención de uno mismo. La vida secreta del cerebro adolescente. Op. cit., pág. 212.

(49) Louan Brizendine. El cerebro femenino. Comprender la mente de la mujer a través de la ciencia. Ediciones RBA, 11ª.ed.,2017, pág. 36. (Título original: The female Brain, 206).

(50) Louan Brizendine, Op, cit., pág. 38

(51) Louan Brizendine.Op. cit., pág.41

Redacción Revista Edu.co

Jesús Gúttemberg Bohórquez C.
Escritor educativo
Lic. Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia
Postgrado Univ. de Augsburg (Alemania)
Exinvestigador del Instituto Caro y Cuervo, Bogotá
Exinvestigador del Sprachenzentrum, de la Universidad de Augsburg
Fundador del colegio Gimnasio Las Palmas y de Cetincol SAS, Bogotá

COPYRIGHT ©2020 www.revistaedu.co ・ contacto@cipres.com.co ・ Carrera 7 No. 156 - 10 Oficina 1707 ・ Atención al Cliente: +57 318 381 8314 ・ Bogotá D.C, Colombia

Miembros de:

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de REVISTA EDU. Esta página de internet y su contenido son propiedad de CIPRÉS MERCADEO EDUCATIVO. Está prohibida su reproducción total o parcial, su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, sin autorización previa y escrita. No se puede utilizar este contenido para fines comerciales.No se puede alterar, transformar o generar otro contenido derivado a partir de esta página.