Conoce el significado de ser coach en el Gimnasio Vermont

1. El Departamento de Investigación y Desarrollo Profesional participó en el lanzamiento de la primera revista de pedagogía del Gimnasio Vermont.

¿Qué significa ser coach en el Gimnasio Vermont?

Comparte este artículo

El Departamento de Investigación y Desarrollo Profesional (DIDP) surgió hace poco más de cuatro años, como iniciativa y consecuencia de la propuesta investigativa doctoral del vicerrector del Gimnasio Vermont, Esteban Pérez. El objetivo principal de su proyecto era promover la transferencia del conocimiento de los profesores más experimentados al resto de la comunidad, así como acompañar y retroalimentar a los demás docentes en sus procesos de enseñanza y su camino profesional. Con el paso del tiempo, se sumaron miembros al equipo y con base en la idea inicial, el Departamento empezó el propósito de compartir experiencias individuales exitosas -y no tan exitosas-, motivando procesos de reflexión para promover el desarrollo profesional mutuo y el aprendizaje de nuestros estudiantes.

Este trabajo ha hecho énfasis en la articulación curricular, la promoción de actividades e iniciativas de investigación e innovación, el apoyo entre compañeros para reflexionar y desarrollar estrategias que enriquezcan la práctica docente, basados en la evidencia de cada clase. Teniendo en cuenta esto, las coaches de este año (2021-2022) queremos compartir con la comunidad educativa la experiencia, conocimiento y emociones que ha suscitado este nuevo reto asumido. Así como también, cómo se amplió nuestro horizonte, de qué manera lo percibimos y cómo visibilizamos el DIDP en la profesionalización de los

docentes como coaches.

Algunas de las razones que nos motivaron a ser coaches fue el deseo de ampliar nuestra experiencia y comprensión de la cultura institucional como profesoras del Gimnasio Vermont; la proximidad que una de nosotras tuvo con este departamento previamente y la oportunidad de abordar proyectos de investigación con una mayor disponibilidad de tiempo y espacio. Estos proyectos al mismo tiempo nos permitirán ayudar a docentes nuevos en el colegio que necesitan apoyo, y a retomar, mediante la educación formal, dimensiones del ser humano en el aprendizaje como: la emoción, los sentidos, la experiencia vivencial, la acción, el poder de transformación, la espiritualidad, la ética del cuidado, la retribución, el amor, la solidaridad, entre otros, para crear prácticas de enseñanza más integrales y transdisciplinares.

El reto de acompañar y cultivar el saber

Uno de nuestros proyectos de investigación tiene como objetivo apoyar a los nuevos profesores extranjeros a descubrir la cultura educativa del Gimnasio Vermont y a tomar consciencia sobre esta experiencia, la cual será diferente a las vividas previamente como docentes. Asimismo, otro proyecto que abordamos le apuesta a introducir el concepto “educación para la sostenibilidad” en el programa de Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics (STEAM, por sus siglas en inglés) del colegio, con un entendimiento holístico e integral del concepto de sostenibilidad, para que los profesores diseñen proyectos y sus estudiantes propongan posibles soluciones sobre problemas de la vida real, articulando sus aprendizajes en áreas del conocimiento y usando artefactos diseñados por ellos mismos. La conciencia ambiental y social que este estudio genera permite que parte de la comunidad se relacione de forma más consciente y amorosa con el planeta tierra, la naturaleza y todos sus habitantes.

Iniciamos este nuevo reto con alegría y entusiasmo, convencidas de que trabajaríamos en nuestros proyectos, asistiríamos a algunos CPAs (Comunidades Profesionales de Aprendizaje) y acompañaríamos a colegas nuevos en el colegio. Sin embargo, una vez en el cargo, nos encontramos con una realidad distinta a la que esperábamos vivir. El día a día del docente coach es variado; nuestro quehacer implica estar a cargo de convocatorias, grupos de investigación, dar información clara y detallada a los miembros de la comunidad académica, hacernos cargo del programa de coaching para vínculo junto a María Consuelo Rojas -quien ha sido determinante para que esta experiencia resulte motivante y emocionante-, acompañar los procesos de articulación curricular, conectar la experiencia de los coaches de años anteriores con la nuestra, coordinar encuentros según los tiempos de nuestros compañeros y directivas, y conocer y trabajar con distintas personalidades, perspectivas y formas de trabajo, entre otros. Por lo anterior, el tiempo destinado para hacer el proyecto de investigación propio es muy limitado. Esto termina siendo, en extremo, desafiante; al inicio produjo estrés, frustración, angustia y miedo, emociones que ahora hemos sorteado y canalizado positivamente en el camino.

Destacado: “Ser coach implica un reto muy importante: aprender a hacer las preguntas correctas, acompañar a quienes se acercan en busca de ayuda y orientarlos para la toma de decisiones adecuadas sin direccionarlos desde las creencias o estrategias propias”, afirman las docentes.

Ahora bien, comprender profundamente a la persona con quien nos relacionamos, sus sentimientos y emociones, sus dudas e inquietudes; recolectar datos muy específicos de la observación, evaluar la información recolectada y con ella apoyar a los compañeros para que la asimilen, es un desafío que intentamos superar una y otra vez, cambiando las formas en las que nos aproximamos porque no podemos usar siempre el mismo enfoque.

De este modo, hemos visto que el proceso de coaching implica aprender a comunicarnos de forma asertiva, enfocada, clara y empática; a comprender los ritmos de otros profesores y a cumplir tanto con nuestros objetivos investigativos como el de la articulación.

Con los lentes de Rusia en Colombia

“Soy rusa y nunca había tenido la oportunidad de trabajar tan cerca con colombianos. Esta experiencia de coach no solo me ha permitido entender mejor su cultura, sino también ha sido un desafío para fortalecer mis habilidades comunicativas, retándome a ampliar mis conocimientos en español”, menciona Tatiana Zaitceva.

Ser coach es un gran aprendizaje tanto a nivel profesional como personal; desde el primer día, comenzamos a aprender, con las reuniones, experiencias y capacitaciones. Cada información que recibíamos nos fue generando más preguntas y cuestionamientos, llevándonos a encontrar las respuestas a nuestras dudas de manera autónoma y libre. Hemos comprendido que el aprendizaje recibido produce descubrimientos a partir de la experiencia propia, la lectura, el pensamiento crítico y la trayectoria de Esteban y María Consuelo.

El proceso de coaching, especialmente el relacionado con el vínculo, nos ha brindado el honor de ingresar a las clases de algunos de nuestros pares para observarlos y apoyarlos en sus procesos de construcción de vínculo con ellos mismos, los estudiantes y sus asignaturas. Nuestra visión de lo que es la práctica docente se ha ampliado significativamente, a través de las diferentes “formas” y “colores” con las que se asumen las clases y de las posibilidades de saber cómo conectarnos con los estudiantes de diversas edades y atender sus necesidades específicas.

Hemos comprendido otros procesos que se dan en el colegio y que no solo se relacionan con la enseñanza. Por ejemplo, a ser personas proactivas, que retoman y potencian la visión de que los profesores somos seres humanos únicos e irrepetibles y que además de la gran responsabilidad que tenemos como docentes, también experimentamos múltiples situaciones que debemos vivir, enfrentar y sacar adelante: nuestros sueños, familias, situaciones personales -propias y de nuestros compañeros que hacen parte fundamental del ser-. Esto nos permite reconocer que como seres humanos tenemos derecho a aprender, a equivocarnos y a retomar el camino a partir del error como la mejor opción para evolucionar en el tiempo. Como lo sugiere una de las creencias del Vermont: encontrar en el error una oportunidad de aprendizaje.

Destacado: “…como seres humanos tenemos derecho a aprender, a equivocarnos y a retomar el camino a partir del error como la mejor opción para evolucionar en el tiempo”.

De este modo, podemos decir que ser parte del DIDP, tras haber estado en casa durante más de un año por la pandemia, es una oportunidad única que nos permite reconocer nuestra vocación, el camino que queremos seguir, nuestras habilidades en el manejo de las clases y las dificultades que enfrentamos en la ejecución de nuestra labor. Además, es una hermosa ocasión para volar y crecer como docentes y como personas.

Creemos firmemente que nos construimos con el otro. En este sentido, tener cerca a una persona que esté dispuesta a ayudar, que te muestre las cosas que no ves y te colabore con tus dudas, es la mejor oportunidad para evolucionar y atreverse a ir por más. Así mismo, servir y acompañar a otros resulta imprescindible y nos recuerda el valor que tenemos como seres humanos, hombres y mujeres que crean y viven en comunidad.

Estas son situaciones únicas que promueve el coaching.

Los invitamos a arriesgarse, a abrir su perspectiva de lo que es ser profesor en el Gimnasio Vermont. Acérquense a nuestra oficina, compartan con nosotras sus ideas, sus

preocupaciones y sus perspectivas sobre sus procesos y estudiantes. Recuerden que en el colegio buscamos innovar; no están solos en esta búsqueda, cuentan con nosotras para ser escuchados pero no evaluados, ayudados pero no instruidos, observados pero no juzgados.

¡Bienvenidos!

Por: María del Rosario Martínez y Tatiana Zaitceva,
Docentes del Departamento de Investigación y Desarrollo Profesional
Gimnasio Vermont

 

Acerca del Gimnasio Vermont
El Gimnasio Vermont es un colegio ubicado en la ciudad de Bogotá, mixto, bilingüe, calendario B, fundado en 1945. Tiene como objetivo formar estudiantes competentes en los ámbitos ético e intelectual, a partir de un enfoque humanista e intercultural, con un pensamiento crítico que les permita afrontar y responder a los retos de la sociedad contemporánea, como ciudadanos colombianos y del mundo, con responsabilidad social y espíritu de servicio, respetuosos por las diferencias individuales, grupales y propias de la diversidad del planeta. 

COPYRIGHT ©2021 www.revistaedu.co ・ [email protected]
Carrera 7 No. 156 - 10 Oficina 1707 ・
CONTACTO COMERCIAL: (+57) 300 566 2412・
CARTERA: (+57) 318 381 8314 ・
Bogotá D.C, Colombia

Miembros de:

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de REVISTA EDU. Esta página de internet y su contenido son propiedad de CIPRÉS MERCADEO EDUCATIVO. Está prohibida su reproducción total o parcial, su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, sin autorización previa y escrita. No se puede utilizar este contenido para fines comerciales.No se puede alterar, transformar o generar otro contenido derivado a partir de esta página.