María Clara García: desde "Blanco y Negro" hace que la educación este llena de color

María Clara García: desde “Blanco y Negro” hace que la educación este llena de color Motivados por los 28 años que lleva en el mercado el jardín infantil “Blanco & Negro” quisimos conocer más de cerca a su directora, porque intuíamos que detrás de ese sello inconfundible que tienen todos sus programas, había una historia de vida increíble y… efectivamente la encontramos.

Comparte este artículo

La enfermería fue un primer paso para entender que su propósito de vida tenía que ver, no solo con el servicio, sino también con los niños y por eso, desde cuando María Clara García trabajó al lado de una incubadora, se maravilló con la distinción de contrastes (de blanco y negro) que hacen los recién nacidos y se motivó a trabajar por la estimulación temprana y la educación, 28 años después es la directora de “Blanco & Negro”, uno de los jardines infantiles más importantes del país.

Sabemos que eres enfermera de la Universidad Javeriana, ¿en que momento te sentiste llamada por la educación preescolar?
Estudié mi carrera de enfermería y lo que siempre me gustó fue la parte humana, el trato con las personas y por eso cuando estudié psicología evolutiva, que es donde se aprende acerca del desarrollo del niño, pues me dije “quiero trabajar con niños!”, realicé mi especialización en Enfermería Pediátrica y cuando me gradué empecé a trabajar con bebés de alto riesgo en clínicas como El Country y la Fundación Santa Fe, en las unidades de cuidados intensivos de neonatos, me parecía divino el seguimiento visual y que un recién nacido siguiera las tarjetas a blanco y negro, en ese momento sentí el llamado a trabajar en estimulación y por eso, junto con una compañera, montamos un consultorio de estimulación que llamamos “Blanco & Negro”.

Y cuando vino la necesidad de estudiar tu especialización en Gerencia educativa?
Cuando vi la necesidad de aprender a manejar una empresa, pues no era fácil compaginar la responsabilidad de los niños con la parte administrativa y fue un complemento muy bueno. Aprendí mucho, estudié en la Universidad de La Sabana y fue duro por los horarios, pero el esfuerzo se veía y comencé a organizar proyectos educativos donde se ven los resultados.

Sabemos que has trabajado en la planeación y asesoría a otros centros asistenciales y educativos. Con cuáles has trabajado?

He trabajado de la mano de Gymboree por 13 años y estuve como coordinadora académica apoyando todos los programas educativos y pues aquí en Blanco & Negro manejo todos los programas educativos de la primera infancia, de estimulación infantil que fue nuestro programa base y toda la parte de educación. Hemos hecho programas de educación para nanas, para abuelos y otra que me encanta que es la parte de educación para padres de familia porque hay una necesidad gigante, porque ellos necesitan muchas herramientas para estar seguros de que lo están haciendo bien. Yo creo que la labor mas grande que tenemos los educadores hoy en día es: educar a los papás!

Cómo fue el desarrollo del programa educativo de Blanco & Negro?
El programa se ha construido a través del tiempo, empezamos con nuestro centro de estimulación haciendo una evaluación de Neuro desarrollo, porque las mamás no saben como estimular a sus hijos y les enseñábamos para que pasaran a la etapa de jardín. Luego los mismos papás nos pidieron tener el jardín y con el apoyo de profesionales idóneos lo abrimos y comenzamos a manejar un programa que desde siempre ha sido muy personalizado, hemos realizado el seguimiento de cada chiquito, así haya grupos mas grandes, la experiencia de trabajar en jardín es muy linda y pienso que soy una privilegiada, le doy gracias a Dios todos los días, le pido que nos ayude a brindar lo mejor porque uno puede tener muchos conocimientos pero lo que transmito a mi equipo es que “trabajar con niños es dar amor” por eso nuestro lema es “Niños felices, logros sorprendentes!”

Hoy día nos basamos en el desarrollo integral del niño y tomamos inspiración de diferentes corrientes (un poco de Reggio Emilia, o de Montessori el autocuidado, educación del siglo XXI que es todo lo del pensamiento y la investigación, lograr que sean solucionadores de problemas, que aprendan a convivir, para nosotros es muy importante la educación en valores, etc.), pero nuestro programa es propio.

Cuéntanos cuales son los puntos fuertes que tiene Blanco & Negro?
Bueno podemos hablar de la LITERATURA, para nosotros es fascinante llevar los niños a conocer el mundo a través de ella, a pensar, a descubrir. Todos los días se lee un cuento en la “hora del cuento” y también pueden llevar un cuento prestado a casa para que lean con sus padres. Se promueve que creen sus propios historias y estamos armando una gran biblioteca. Nosotros creemos que leer invita a la convivencia grupal.

Otro tema es VIDA SALUDABLE que comprende 3 aspectos así: “Seguridad” pues tenemos personal capacitado en prevención de accidentes y primeros auxilios y dispositivos de calidad en todo el jardín. El 80% de los accidentes de la infancia ocurren en la casa, es una responsabilidad inmensa y hay que enseñarles a los niños y a los padres que hay riesgos y como prevenir situaciones. Le enseñamos a los niños “Limpieza”, a quererse, a desarrollar hábitos de higiene personal, y a entender que esto es básico en la prevención de enfermedades. En cuanto a la “Nutrición” es un programa que dirigimos a los padres también porque los educamos en cuanto a la importancia de la buena alimentación, de comer en familia, de proveer una alimentación balanceada y aprender a negociar con los niños. Y a los niños les enseñamos a comer bien, a comer de todo, ellos toman clase de cocina, aprenden a colaborar en casa y con ello se estimula su autoestima, se involucran y se sienten mas personas.

Por último resaltaría la INCLUSIÓN porque desde que trabajé en clínica con los niños prematuros que tenían discapacidades siempre quise trabajar con ellos y dar la oportunidad a sus familias para que puedan desarrollarse, lo importante es que puedan vivir en comunidad. En el jardín tenemos casos de síndrome de Down, de autismo, parálisis cerebral y otras discapacidades. Es un programa muy satisfactorio.

¿Que ha sido lo más difícil de dedicarte a la educación?
La parte corporativa , porque manejar personal o problemas administrativos no es fácil, la parte contable, los impuestos y todo lo laboral. Esta es una institución pequeña y hay que concientizar al personal de lo grande que es nuestra responsabilidad y que se necesita una entrega total a esta labor.

¿Cuál es la satisfacción más grande de “esa labor”?
Lo más grande es ver crecer a los niños sanos y felices y sentir a las familias orgullosas. Yo creo que eso no lo cambio por nada!

¿Cómo crees que debería ser la educación?
Ojalá pudiéramos dar más herramientas a los papas para que sean mejores padres. Se necesita educar al adulto: los papas se deberían educar a la par de los hijos, según los mismos programas, porque las mamás antes estaban mas presentes en el proceso educativo y ahora los niños se la pasan entre adultos. Además los papás se vuelven serviles y contribuyen a que crezcan como pequeños emperadores. Hay mucho trabajo que hacer para que ellos tengan mayor seguridad.

Cuál es el ingrediente que María Clara García agrega a la educación preescolar?
Amor, compromiso, dedicación y profesionalismo.

Nos despide con una sonrisa y saliendo del jardín, los niños dicen adiós con sus manitas y unas caritas muy sonientes. Terminamos entendiendo que el amor y el compromiso no son solo palabras, son verdades palpables en el Jardín infantil “Blanco & Negro”.

“La labor mas grande que tenemos quienes nos dedicamos a la docencia hoy en día, es educar a los adultos”, María Clara García

Fuentes: Entrevista – Directora María Clara García – Jardín infantil Blanco & Negro