Año escolar en pandemia

Educadores: ¿Cómo prepararse para el inicio de un nuevo año escolar en 2022, después de dos años de pandemia?

Comparte este artículo

Los educadores de todos los niveles atravesaron dos años de enseñanza en circunstancias de pandemia: han enseñado 100 % en línea, en modalidad híbrida, con burbujas, con aislamiento alternado y, poco a poco, están viviendo una presencialidad en algunas aulas que se parece “bastante” a los colegios pre-COVID-19. Más allá de la modalidad a la que tuvieron que adaptarse para darle continuidad al aprendizaje, el agotamiento surge como una sensación recurrente entre los docentes, que se percibe con mayor intensidad en comparación con otros fines de años escolares. Entonces, el planteamiento es: ¿cómo motivamos a los educadores para que logren su bienestar y objetivos llegando a fin de año, y cómo los incentivamos para el periodo escolar de 2022, que será más extenso de lo habitual?

Generalmente entre octubre y noviembre, en muchos países de América Latina, los educadores se encuentran calificando pruebas integradoras, cerrando el año lectivo, con la sensación de trabajo logrado al preparar las pruebas saber o esperando los resultados de las evaluaciones finales de los alumnos.

Pero en el contexto actual, surge la disyuntiva de cómo evaluar los logros de los alumnos de una manera totalmente objetiva, ya que estos han atravesado por factores de salud en los miembros de sus familias, o por aspectos económicos que influyeron negativamente en quienes perdieron el trabajo, entre otros. Asimismo, hay alumnos que continúan en un estado de poca motivación y apatía; les cuesta socializar con compañeros que solo han visto de forma presencial durante una semana en marzo cuando iniciaron en la universidad, por ejemplo.

Sin dudas el docente ha sido el actor del ecosistema educativo sometido a más exigencias y quien superó el desafío de “estar presente”. Es así como los educadores han dado muestras, un día tras otro, de que para dar clase en cualquiera de sus formas era imprescindible ofrecer su mejor versión, liderando su propio ser cuando se debían atender las exigencias de directivos, familias y los propios alumnos, ya que muchas veces daban clases desde su cocina mientras sus propios hijos tenían clases en el comedor.

En la vuelta a la semipresencialidad, los docentes se han transformado en expertos al momento de visualizar los espacios de 1,50 metros de distanciamiento físico, en respirar con mascarilla, tapaboca, y estudiar técnicas para que no se empañaran los anteojos, mientras recitaban una y otra vez “no se olviden del lavado de manos”.

Es innegable que la pandemia logró colocar a la educación en el centro de las conversaciones de muchos interlocutores nuevos y diariamente los noticieros expresan la importancia de “evitar la pérdida del aprendizaje”, “mejorar la calidad educativa”, “respetar las necesidades y ritmos individuales de los alumnos” y “priorizar la evaluación formativa”.

A pocos días de cerrar el ciclo lectivo de 2021, damos por sabido que muchas cosas pueden suceder, pero también será el momento ideal para planificar con optimismo aquellas actividades que como educadores los hará sentir fortalecidos y los convertirá en personas más influyentes y con mayor bienestar.

  • En tiempos de ansiedad e incertidumbre, la práctica del yoga y del mindfulness permite lograr el beneficio de aquietar la mente –con el objetivo de tranquilizar lo que en la cultura budista se denominaría Monkey Mind, donde los pensamientos se dirigen de un lugar hacia otro– a través de meditaciones, y ejercicios para respirar de manera consciente que permiten recordar que el “aquí y ahora” es lo más importante que se tiene.
  • Las neurociencias han demostrado que es necesario tener sueños y metas para lograr la motivación. Aquí las visualizaciones y las frases que uno repita hacia su interior serán esenciales, ya que el lenguaje creará realidades: ¡Empezar de inmediato a convertirse en sus propios cheerleaders será una opción!

Existen muchos recursos gratuitos a los que se puede recurrir para lograr la automotivación en estos tiempos de agotamiento. Algunos son:

  1. Pódcast Mente en forma
  2. Clase magistral de las creadoras de los best sellers Confianza total
  3. Cursos de mindfulness en futurelearn.com

Año escolar en pandemia

En conclusión, será bueno resaltar una frase célebre de Winston Churchill, quien sostiene que “un pesimista ve dificultad en cada oportunidad, y un optimista ve una oportunidad en cada dificultad”. Los educadores terminarán el año con la posibilidad de analizar todas las grandes oportunidades que tienen por delante, habiendo atravesado una educación que marcará la historia de la humanidad. Los alumnos contarán con (y necesitarán de) su optimismo y, a su vez, los docentes requerirán de una actitud positiva para poder seguir inspirándose en sus tareas. Es así como cada uno podrá elegir qué actitud tomar ante los desafíos que el ámbito educativo le propone. El optimismo será sin dudas el camino al propio bienestar como cierre de estos dos años atípicos y como comienzo de un nuevo año escolar diferente.

Acerca del IB

La Organización del Bachillerato Internacional, creada en 1968, lideró un movimiento de educación internacional que ofrece ahora cuatro programas educativos exigentes y de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. El IB brinda a los alumnos ventajas claras al proporcionarles bases sólidas, habilidades de pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas complejos, al tiempo que fomenta la diversidad, la curiosidad, y un deseo saludable por el aprendizaje y la excelencia. En un mundo donde hacer las preguntas correctas es tan importante como encontrar las respuestas, el IB promueve el pensamiento crítico, y apuesta por un aprendizaje flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales. Con el apoyo de educadores y coordinadores de prestigio mundial, el IB actualmente cuenta con más de 1,95 millones de alumnos en más de 5.400 colegios de 159 países. Para obtener más información, visita www.ibo.org. 

Acerca del autor

Mag. Natalia Tieso. Profesora bilingüe de educación primaria (Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas John F. Kennedy) y licenciada en Lengua Inglesa (UADE). Posgraduada en Gestión del Talento (ESEADE), en Administración Educativa (UTDT) y en Liderazgo Inclusivo (UCA). Especialista en Marketing Digital (UTN) y Magíster en Administración de la Educación (UTDT). Actualmente se desempeña como responsable de desarrollo de América Latina en la Organización del Bachillerato Internacional. Adicionalmente, es profesora universitaria de Marketing (UADE), directora del Certificado de Gestión de Ecosistemas de Aprendizajes (Universidad Siglo 21) y consultora educativa, experta en temas de liderazgo y desarrollo.

Especial para Revista Edu.co
Por: Natalia Tieso, Mg en Educación.
Responsable de desarrollo regional para América Latina del Bachillerato Internacional (IB)

COPYRIGHT ©2021 www.revistaedu.co ・ [email protected]
Carrera 7 No. 156 - 10 Oficina 1707 ・
CONTACTO COMERCIAL: (+57) 300 566 2412・
CARTERA: (+57) 318 381 8314 ・
Bogotá D.C, Colombia

Miembros de:

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de REVISTA EDU. Esta página de internet y su contenido son propiedad de CIPRÉS MERCADEO EDUCATIVO. Está prohibida su reproducción total o parcial, su traducción, inclusión, transmisión, almacenamiento o acceso a través de medios analógicos, digitales o de cualquier otro sistema o tecnología creada o por crearse, sin autorización previa y escrita. No se puede utilizar este contenido para fines comerciales.No se puede alterar, transformar o generar otro contenido derivado a partir de esta página.